Paradoja de “Defensa de soberanía” dependiente del extranjero. ¿O para joda?
>Una opinión personal

“La ONU determinó que 138 cascos azules uruguayos del arma de ingenieros [en el Congo] fueran repatriados por no estar al nivel de exigencia requerido por el organismo internacional”.
(Al pie de la nota, todas las referencias)

Muchos futbolistas uruguayos andan desparramados por el mundo y cuando se los necesita para defender la celeste hay que traerlos. Si Uruguay entrase súbitamente en una guerra habría que traer, para la defensa nacional, militares que andan en varias “misiones de paz”.

Si no se pudiesen traer los jugadores sería preocupante, pero a nadie importó que las tropas en Haití y los armamentos demorasen en volver esperando el transporte de la ONU. Que un país dependa de decisiones extranjeras para disponer de sus fuerzas armadas, es insólito. A nadie importa porque se sabe perfectamente que Uruguay jamás entrará en una guerra, tal vez sean necesarias para juntar basura. Y esa es una diferencia.

Y hay otra diferencia más. Cumplan o no con las expectativas defendiendo la celeste, los jugadores en en el exterior se lucen. Los militares pasan vergüenza.

“Los efectivos uruguayos quedaron quintos en una evaluación realizada a compañías de ingeniería de seis países, quedando sólo por encima de Sudáfrica”.

Ni hablar de la vez que se difundió un video en todo el mundo con efectivos uruguayos violando a un joven haitiano. Del accidente aéreo de consecuencias fatales un tiempo antes, también en Haití, y no podemos decir -y no decimos- que haya sido impericia del piloto, pero si podemos decir que no podemos decir que no, porque se envió pilotos que no tenían las horas de vuelo requeridas, falsificando los registros de horas en forma sistemática y deliberada.

¿Y para qué van? Supuestamente van para “mostrar una imagen”, ya todo el mundo pudo ver la imagen, pero si no es para eso ¿para qué van?

“Entre 2009 y 2016, Uruguay recibió 425,5 millones de dólares de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por su participación en misiones de paz. En promedio anual, ingresan por ese concepto al país 53 millones de dólares... [y ese es] el contexto que el ministro utilizó para dar una noticia que tendrá 'impacto' para las Fuerzas Armadas y para el presupuesto de Defensa: la ONU, en el marco de las disminuciones presupuestales que viene realizando, resolvió cerrar la misión denominada Riverine, en la República Democrática del Congo. Menéndez expresó que el gobierno uruguayo discrepa 'totalmente' con esta decisión de la ONU, que afecta a la actuación de la Armada Nacional y del Batallón de Ingenieros de las Fuerzas Armadas uruguayas en el Congo... [y] se suma al repliegue de las tropas en Haití, que generará 'una disminución de los reembolsos en los próximos años'”.

El ministro cuenta el dinero que entra pero no el que sale, que es mucho más que el que entra, para mantener esas fuerzas armadas. Pero veamos el que entra.

“Con el dinero de las misiones de paz se ha podido comprar 'la mayoría de las cosas que se han adquirido como inversión en el Ministerio de Defensa Nacional... Hemos comprado municiones, granadas, cohetería, pistolas, fusiles, materiales blindados livianos, Land Rovers y radares móviles para el Ejército Nacional'”.

Ya sabemos los problemas que tienen las fuerzas armadas para el mantenimiento de un equipo totalmente obsoleto. Sobre si a eso se deben los numerosos accidentes, con saldos fatales, no podemos opinar. Pero no podemos opinar porque la información es secreta, y la jueza Mariana Mota fue trasladada cuanto estaba tratando de esclarecer un accidente de una empresa aérea privada, pero de ex-militares compañeros de generación de los militares al frente de los organismos inspectivos.

En equipos se caen a pedazos. En armas livianas, ahora se encuentran al caer en manos de bandas delincuentes, las que fueron robadas de los cuarteles (algunas, entre muchas más). ¿Y en personal?

Uno de los argumentos para mantener las fuerzas armadas ya sabidas inútiles es que son una fuente de empleo para pobres. Uno de los argumentos para la participación en misiones de paz es que esos soldados (que siguen y seguirán siendo extremadamente pobres) puedan “hacerse una casita”. El precio de un paliativo que no resuelve nada es poner la política internacional del país al servicio de un negocio mercenario.

Pero hay tres cosas que más que deben mencionarse.

> La “defensa nacional” es dependiente del extranjero. Es insólito, pero es así. Es una soberanía no soberana.

> Ni siquiera sirve. El ministro de Defensa no está de acuerdo con las malas notas que pone la ONU, pero su opinión no es la que cuenta, vamos a recordar que “el cliente siempre tiene razón”. También el cliente de servicios mercenarios.

> Por último, Uruguay hace todo eso para “defender la paz mundial”. Para eso manda soldados al extranjero. Para eso hace buena letra en la ONU. Pero...

"Los países que disminuyen las posibilidades de que la ONU actúe y se despliegue en el terreno, son los que más gastan para que se desarrollen conflictos y a la hora de aportar para solucionar los problemas que se han creados son los primeros en determinar que se disminuyeron las capacidades financieras para que las misiones hagan lo que tienen que hacer". Esto dice el ministro de Defensa.

“La mayor parte del financiamiento proviene de las misiones de paz.... esas tropas que están en Haití van a haber que mantenerlas en Uruguay y eso significa otros costos. Igual … no se puede medir ir o no a una nación por el dinero que se vaya a recaudar... se generó esa situación casi un poco que de dependencia" (sic) dice el diputado del MPP Carlos Rodríguez.

Para tener fuerzas armadas, Uruguay se pone al servicio de las potencias que provocan la guerra mundial. Pero ni así se sostienen.

"Uruguay debe tener muy claro que las misiones de paz no pueden ser el precio a pagar por estar en el Consejo de Seguridad de la ONU". Si, pero...

Para tener “defensa nacional” Uruguay tiene fuerzas armadas. Para eso, y como no tiene otra posibilidad, asume una dependencia. Las fuerzas armadas dependen de un cliente que toma sus servicios. Obviamente, el cliente tiene su propia dinámica y sus propios objetivos, y cuando las cosas no le funcionan cierra el servicio.

Fuentes:
https://ladiaria.com.uy/articulo/2017/8/onu-cerro-una-de-las-misiones-en-el-congo-y-eso-tendra-impacto-en-las-ffaa-uruguayas-advirtio-menendez/
http://www.elobservador.com.uy/el-fa-se-debate-mandar-militares-al-exterior-o-dejarlos-los-cuarteles-n1058242
https://ladiaria.com.uy/articulo/2017/4/uruguay-no-recibio-nuevas-solicitudes-de-naciones-unidas-para-participar-en-misiones-de-paz/
http://www.telenoche.com.uy/politica/defensa-rechazo-informe-de-onu-sobre-cascos-azules.html


Entradas más populares de este blog