"Lenin fue un genio político porque buscó lo que no existía"
>Entrevista con
Boris Kagarlitsky



Esta entrevista realizada por el periódico digital Realnoe Vremya (Tiempo Real) de Tartaristán Federación Rusa, fue hecha en marzo, con motivo de los  cien años de la revolución del 8 de marzo (27 de febrero en viejo calendario) de 1917. Boris Kagarlitsky explica la forma en como ve ese hecho histórico, su significado, y muchos aspectos en común con la situación actual. Destacmos que Kagarlitsky niegue el el esquema de las "dos revoluciones" Febrero / Octubre de 1917, al que se aferra dogmáticamente casi toda la izquierda. Interesante es también su visión del tema de la Renta Básica, que acaba de aterrizar en la escena política uruguaya.


RV: En la era soviética, la Revolución de Febrero se consideró como separada de la de Octubre. Ahora, la opinión dominante es de que fueron dos escalones de una única revolución. ¿De qué posición estás más cerca?

BK: Desde una perspectiva histórica, la división de las Revoluciones de febrero y octubre fue artificial. Esta división reflejaba las etapas políticas en las que tuvo lugar este proceso. Incluso los historiadores soviéticos muy oficialistas  no negaron que la Revolución de Febrero preparó la de octubre, en un sentido técnico, social y cotidiano porque se originó a partir de los acontecimientos de febrero. Es gracioso suponer que hubo dos revoluciones en un año. En realidad, se quieren decir dos etapas del mismo proceso. Está claro por qué estaban separados.


En primer lugar, durante la propia revolución, los participantes de los eventos se opusieron unos a otros en su momento. Lo mismo sucedió durante la Revolución Francesa.

En este caso, la división de una revolución en dos es bastante natural si es dentro de la lógica política de los participantes en el proceso, pero, por supuesto, no tiene ningún sentido como definición histórica. Es por esta razón que existe una ciencia histórica, para generalizar y organizar el post factum de los eventos que los participantes no entendieron completamente, para ubicarlo dentro del concepto general y la lógica general. Por eso es correcto hablar de la Gran Revolución Rusa. Este nuevo concepto, que se está introduciendo en este tiempo, es absolutamente correcto.  

Otra cuestión es que el concepto de la Revolución de Octubre como un evento separado no puede eliminarse del discurso ideológico. Si hablamos de la izquierda (socialistas, comunistas, etc.), se mantendrá como una imagen ideológica, no como un hecho histórico.

El historiador occidental Richard Pipes cree que es imposible gobernar Rusia democráticamente. Kerensky hizo un intento pero falló. Y no se logró hacerlo en 1991
 


Estrictamente hablando, es imposible gobernar democráticamente ningún país. Incluso si estamos hablando de los países que deberían ser ejemplos de democracia, Gran Bretaña y Estados Unidos, las instituciones democráticas modernas aparecieron allí bastante tarde, casi en los siglos XVII o XIX. Si el sufragio universal, que se considera una condición obligatoria de la democracia, se convirtió en universal solo en el siglo XX.

¿Fue Estados Unidos una democracia en el siglo XVIII o antes de la Guerra Civil? No, por supuesto, que no. Porque no tenían derechos civiles ni las mujeres y los negros. Es imposible tener democracia con esclavitud. Era un estado liberal que respetaba ciertas libertades de los ciudadanos. En este sentido, en la Rusia de hoy, hay tanta democracia y libertad como en EEUU en el siglo XIX. No podemos decir que Rusia no es un país libre, porque Rusia es el país más libre del mundo. Uno puede simplemente no obedecer las leyes, no prestarles ninguna atención y vivir como uno quiera. A este respecto, Rusia es un país más libre, por supuesto, que, por ejemplo, Suecia.

Siempre me río al citar una carta de inspectores ingleses que vinieron a ver cómo trabajaba la filial moscovita de su compañía bajo Iván el Terrible. Escribieron un informe a fines del siglo XVI. Llegaron a la conclusión de que en ese país libre (Rusia), los comerciantes ingleses se arruinaban por completo porque había demasiada libertad, lo que llevó a la degradación. Para los comerciantes ingleses en Moscú, esos tiempos eran súper liberales porque uno podía hacer cualquier cosa. Los inspectores escribieron sobre su inmoralidad completa, la gente vivía como se le daba la gana, bebían alcohol, construían con dinero de la compañía mansiones de piedra como no las había ni siquiera en el centro de Londres, criaban osos en el patio, etc. Libertad total. Nada así era posible en Inglaterra. 

Entonces, dentro del modelo existente, no se puede decir que haya un sistema democrático completo en Rusia porque la transición a un sistema democrático en toda regla conducirá al colapso del modelo democrático neoliberal. Por cierto, si Rusia se vuelve más democrática, entraría en un conflicto más serio con Occidente que el que tiene ahora, porque en ese caso se prestaría atención a la opinión pública, que es mucho más antioccidental. Por eso, el discurso occidental que presupone que Rusia es antidemocrática por naturaleza, y antioccidental porque es antidemocrática, es completamente demagógico e ignorante. 

Y por el otro lado vemos una degradación de las instituciones democráticas en Occidente. Es un tema que se volvió un lugar común incluso para el periodismo de opinión más europeo. Ya ni hay que probarlo. Si antes había discursos de algunos izquierdistas que criticaban la no democrática instiotucionaldiad burguesa de fachada, ahora se ha hecho evidente que las instituciones democráticas están socavadas, son sustituidas por una administración burocrática directa de Bruselas, los bancos, los dictados del aparato burocrático, etc. 

Esa democracia burguesa liberal que vimos en sus mejores ejemplos existió por un tiempo, entre los años 1945 y 2005, en la mayoría de los países europeos. Lo que sucederá como resultado de su crisis es otra cuestión. Podría aparecer alguna nueva forma de democracia que será diferente de la anterior, al igual que las repúblicas modernas sucedieron a la democracia de Venecia del siglo XVI. Hay algunos principios democráticos generales que deben seguirse y protegerse, pero tendrían una encarnación diferente. Creo que Rusia puede tener un futuro democrático, pero depende de los cambios en el sistema económico. Y, por supuesto, no puede haber ninguna democracia liberal.

¿Por qué ganaron los bolcheviques en 1917, aunque parecía que los cadetes y los republicanos eran populares?


Los bolcheviques simplemente supieron mejor que los demás lo que el país necesitaba. Mirando esas fuerzas que eran populares en la víspera de la revolución, son destruidas luego por la misma revolución. ¿Por qué? Porque la radicalización de la sociedad estaba en marcha. Más aun, la sociedad cambia los puntos de vista sobre lo que está permitido y lo que no. Imaginemos que hay un régimen zarista; una persona sensata comprende que instaurar una constitución limitaría los derechos del Zar. Entonces, de repente, el Zar es derrocado, ¡no existe más! Comprendemos perfectamente que el horizonte cambió. Y aquellos líderes políticos que parecían ser realistas y jefes progresistas y sensatos hace apenas unas horas, ahora parecen ser personajes del pasado. El programa que no acaba de cumplirse, había caducado mucho tiempo antes.

El desarrollo político público tiene un ritmo más rápido que estos programas políticos y partidos políticos, es decir  siempre quedan atrás. En un momento, las fuerzas más radicales llegan al poder. No solo porque tienen lemas más radicales dentro de la comprensión de la lógica del proceso y sobre cuál es la próxima tarea. Necesitan trabajar para estar adelante mientras otros partidos quedan atrás. Lenin era un genio político, simplemente porque entendía la lógica del proceso (y Trotsky menos) y actuó para tomar la iniciativa. Otros trabajaron con ideas formadas uno o tres años antes en un período prerrevolucionario, que había sido una era.


Por cierto, en cuanto a Europa. ¿por qué la izquierda en Occidente está perdiendo su importancia inicial? ¿Cuidó los derechos de los gays o los gatos en lugar de luchar por los derechos de los trabajadores y las prestaciones sociales?

Porque la izquierda se convirtió en una parte del  la institucionalidad liberal. Los partidos de izquierda tradicionales fueron comprados, integrados y arruinados, convirtiéndose, de hecho, en parte de la élite liberal, el sistema. Junto con la derecha liberal, se convirtieron en guardianes de la burocracia y el capital financiero de Bruselas. Por cierto, se ve en los programas que se los ve como radicales. Por ejemplo, Thomas Piketty [economista francés que estudia la desigualdad de la riqueza] propone aumentar los impuestos para obtener más dinero para el presupuesto del Estado, con el fin de cumplir los requisitos del Banco Central Europeo. Esto es todo su radicalismo: satisfacer los intereses del Banco Central Europeo y del capital financiero de manera más efectiva ¡y eso es todo! 

En otras palabras, hacer que la burguesía local, incluso la industrial, pague más al banco. Este es el concepto que se presenta como una lucha por la justicia social y El Capital en el siglo XXI. Esto es anecdótico. Los puntos de vista de Piketty sobre una estructura tributaria están totalmente equivocados. Pueden ser una herramienta para cambiar la estructura social si se lleva una estrategia general en ese sentido. Si lleva a cabo una reforma tributaria conservando esta estructura social, o no sirve, o trabaja para reproducir la misma estructura en algunas condiciones diferentes.  

O lo que Benoît Hamon (socialista francés) está ofreciendo ahora: el llamado ingreso básico. Es otro intento de socavar el estado social, aliviar el estado de la responsabilidad de proporcionar ocupación, y por lo tato monetizar todos estos procesos sociales y, a su vez, aumentar la dependencia de la población hacia los bancos y otras estructuras que administran las finanzas. Es decir, la izquierda en realidad ejecuta un rol de agencia del capital financiero. Así, reniega de su rol, de su base social. 

Esta izquierda está condenada, junto con el neoliberalismo. Será sustituida  por otros movimientos de izquierda, tarde o temprano, como la Primera Internacional, la Segunda Internacional y el movimiento comunista. También esto es bastante natural, que deba renovarse sucesivamente. También, que  el capitalismo absorba regularmente a la izquierda, la integre, también es un aspecto bastante natural de este sistema,. Es una especie de dialéctica: el capitalismo se enfrenta al desafío de esto o aquello, del anticapitalismo. Como resultado, lo absorbe y lo integra a sí mismo. Luego de un período de tiempo, esta integración lleva a la aparición de la nueva izquierda, que, a su vez, niega la existencia en la forma de la vieja izquierda. Es así cómo se hace el progreso. A veces cito la fórmula de Jean-Paul Sartre que derrota tras derrota conduce al progreso de la humanidad. Es la forma en que el movimiento de izquierda avanza.

Otra peculiaridad es que el nivel de integración de la izquierda en la era actual no tiene precedentes,  porque cada vez que la integración se llevó a cabo anteriormente fue por medios revolucionarios, o reformistas.

Esta vez no intentan reformar nada de los sistemas existentes sino protegerlos, lo que es más, protegerlos de los trabajadores. Está claro que los trabajadores desorientados comienzan a votar por Marine Le Pen, Trump, etc. porque la misma izquierda no les ha dejado otra opción.


Fuente: https://realnoevremya.com/articles/1252-boris-kagarlitsky-lenin-was-a-genius-politician-just-because-he-urged-to-something-that-did-not-e

Entradas más populares de este blog